Alfredo González /


Letras

LA PACIENCIA DEL FAQUIR

INTOXICADOS

Dulce tentación envuelta en química...
¿Y, qué somos tú y yo,
sino probetas que llenar,
agónicos por ser
culpables de querer
tenerlo todo incontrolado?

Contaminación,
tengo en la sangre tanta contaminación
de andar perdiéndome por ti,
vendiéndome por ti,
mirando desde ti.
Tu amor está contraindicado.

Míranos dentro del mar,
rozando la hipotermia pero sin separarnos.
Sólo queremos estar intoxicados.
Míranos mirando el mar,
buscando el horizonte con los ojos cerrados.
Sólo queremos estar en otro lado.

Es como el cristal,
la vida que llevamos es como el cristal.
Sirve de espejo y de puñal,
de piedra y de papel,
desangra y hacer ver.
Quién puede calcular el daño...

Nuestra salvación,
sentirnos únicos es nuestra salvación.
Somos la misma cicatriz,
el vicio de vivir,
el pánico a sufrir.
Que nadie venga a separarnos.

 

¿PODRÁS VIVIR CON ELLO?

Pudo quedarse en el intento
y ser espectacular.
Era perfecto cuando todo
estaba por limitar.

Pudo quedarse en punto muerto,
¿quién te obligó a arrancar?.
Ambos mordimos un anzuelo
y no dejas de sangrar.

Pero tú vas a olvidarlo
y mi memoria es una caja de cristal.
Cuando rompa en mil pedazos,
¿quién querrá a donarme sangre?

Volverás
a tiempo para todo,
nadie te preguntará.
Serás el primer premio
de tu propio carnaval.
La culpa, ahora, ya es mía,
todo el mundo te creerá.
¿Podrás vivir con ello?

Sigues pensando que fue el miedo
y fue la necesidad.
Vives a dos palmos del suelo
y yo apenas sé nadar.

Pero tú...

 

LO TENGO MERECIDO

Viene la vida con su vuelta atrás,
poniendo comas donde había un final,
volviendo inútil lo que habías prometido.

Volver a verte con aquel gabán,
tan diferente y tan habitual,
desactivó el candado y tuve que asumirlo.

No sé qué tienes que empezar aquí
pero parece que termina en mí.
Me voy a enamorar,
lo tengo merecido.

Recuerdo cómo me mirabas mal
y esas orejas a lo Kirsten Dunst.
Me pongo a imaginar...
y tengo que omitirlo.

Luego llegó una tímida amistad,
sincero entendimiento epistolar.
No me caías mal, pero eras un peligro.

No sé qué tienes que empezar aquí,
pero parece que termina en mí.

Los años leves de la facultad,
la candidez del despertar sexual...
Nos separaron como a dos desconocidos.

Cierro los ojos y nos veo allí,
el plano fijo de un final feliz.
En las películas seguimos siendo amigos.

No sé qué tengo que empezar aquí,
pero parece que termina en ti.
Te vas a enamorar,
lo tengo merecido.

 

EL POLÍGRAFO

Todo lo querías guardar,
hasta lo bueno,
como un puerto USB sentimental.

Desprendías tanta luz
como misterio,
parecías un crisol
de arena y cal.

“La verdad te hará mejor”,
dejaste escrito
con las uñas en mi espalda
al despertar.

El portazo retumbó
como un latido,
tu polígrafo acabó
por funcionar.

Qué pareja excepcional,
fuimos perfectos
como la fisonomía de un compás.

Una relación abierta por el miedo,
era tan abierta que se abrió en canal

“No me vengas a buscar,
si sigues vivo”,
me gritabas dentro
del auricular.

El portazo retumbó
como un latido.
Tu polígrafo
acabó por funcionar.

Adiós, hasta el infierno.
Adiós, hasta el final.
Reviéntate por dentro,
si sangra es de verdad.

 

EL MISMO ERROR

Calibrando el “debo” y el “merezco”,
puestos a volver la vista atrás,
debería estar, por lo primero,
muerto y enterrado en un fangal.

Merecer, merezco lo que duela,
poco más que eso pude dar.
Vivo con los pies en la cabeza,
como lo que dejas al pisar.

Soy una cuchilla en la bañera,
el casquillo de una bala
que, yo mismo, hice estallar.
Soy una excepción en la vileza
porque lloro al depredar.

Vuelvo a las cenizas del incendio
con la obstinación de un bumerán.
Busco otra persona en los espejos,
tengo el cuello roto de girar.

Soy una...
y no sé huir

de aquel invierno de los platos rotos,
las peleas,
los cuchillos en la mano,
los muñecos sin cabeza;
de la tarde en que lograste
adivinar la contraseña,
de tus lágrimas llenándome
la mano de vergüenza.
¿Quién me viene a dar ahora
una explicación honesta?
¿Quién da cuerda a este reloj
que está parado en mi cabeza?
Si, por más que veo la sangre erupcionar,
no me doblega...
Siempre vuelvo a mismo error.
Siempre vuelvo a mismo error.

 

COLISIÓN DE TRÁILERS

Sabíamos que podía suceder...
una colisión de tráilers.
Buscábamos algo que pudiera arder
y saltamos por los aires.

Cada madrugada era una canción,
¿a quién le importaba nadie?
Hicimos del miedo una habitación,
tan libres como cobardes.

Apenas nos daba para el alquiler,
la vida no era contable.
Vivíamos sobre un suelo de papel
pintado con nuestra sangre.

Los ojos abiertos, como una oración
a un dios que no era bastante.
Hicimos del vértigo la religión,
el límite era el desastre.

Atrapando estrellas fuimos alguien,
nadie lo entendía.
Cada prohibición era un combate,
todos se reían.
No sé cuánto quieres recordarme,
a la luz del día
quién nos va a creer.

Temíamos que volviera a suceder
la noche durmió en la calle.
Buscábamos a alguien que supiera arder,
ignífugos e inflamables.

La luna en los dientes,
como una inyección,
¿quién iba a cortar el aire?.
Hicimos del vértigo la religión,
el límite era el desastrde.

Y pisando...

 

SOPA DE GRAN PENA

Toma un poco de sopa de gran pena,
sólo tú y yo podemos con ella.
Tú no encuentras a nadie a quien querer,
yo no tengo a nadie que me quiera.

Si tus manos tuvieran más amor
y tus ojos no diesen tanto frío.
Si los astros confundieran la estación,
no te abrasaría el caldo del olvido.

Pero tú y yo dormimos
en la cama del fakir,
nos despertarán los cuervos
cuando pasen por aquí.
No tenemos más remedio
que cansarnos de existir.
Pon tu mano acá en mi hombro
y recemos pa’ salir.

Di qué buscas mirando las estrellas,
ningún brillo puede ya curar la ausencia.
Hunde ya tu cuchara en el calor,
que tus labios se quemen al beberla.

Toma un poco...

 

AFUERA TODOS ROBAN

Todos roban ahí afuera,
ven y baja la persiana.
Venga, dame esta semana,
llévame hasta la bañera

y corrómpete conmigo,
pisotea tus principios.
Comprueba todos los vicios
que residen en tu ombligo.

En mi amante no hay camino,
se hace camino al sudar,
gota a gota, hacer un mar
del que soy el inquilino.

Te cierran todas las puertas,
aquí todo sigue abierto.
Ven y dame otro concierto
con esas manos expertas.

Y si afuera todos roban,
estate conmigo a solas.
Y si afuera todos roban,
qué nos importa...

Acción con acción enlazo,
me desplomo junto a ti.
Hazme caso, invierte en mí,
soy rentable a corto plazo.

Para saber cuánto valen
esos ojitos azules,
no hagas cuentas, no calcules,
no hagas cuentas, que no salen.

La tormenta de la calle
aquí dentro no salpica.
Esta torre no claudica
aunque fuera todo estalle.

 

LA ÚLTIMA REVOLUCIÓN

Ya estamos aquí reunidos
celebrando que hemos vuelto a fracasar.
Queda kifi, amor y vino,
alas de cometa, ganas de cantar.

Cada dos segundos
en algún lugar del mundo
rompe un corazón.

Bienvenidos a la última revolución.

Somos como estrellas muertas
hace miles de años
que aún vemos brillar.
Todos los nos que nos dijeron
que no era posible
empiezan a temblar.

Cada dos segundos
en algún lugar del mundo
nace un corazón.

Beberemos por la última revolución.

Brindo por los que aguantan,
por los que siguen de pie.
Brindo porque no tenemos nada que perder.

Ya estamos aquí reunidos
celebrando que hemos vuelto a fracasar.
Quedan restos de poemas,
venas que funcionan, llamas en el mar.

Cada dos segundos
en algún lugar del mundo
late un corazón.

Bienvenidos a la última revolución.

 

MALA GENTE QUE CAMINA

Abyectos, infames,
restos de sangre en el andén.
Presuntos culpables,
tirar la piedra y correr.

Mordisteis la mano
de los que os daban de comer.
Miradnos miraros,
¿oléis la rabia?.

Mala gente que camina
infectando el aire al respirar.
No hay espacio en las cloacas
para tanta mierda.
Diez millones de ignorantes
os reirán las gracias al final.
Sólo hay que lavar la cara
de los otros treinta.

Ahora que saben
que ya pasó su último tren,
sus gestos amables
se tornarán en languidez.
Intuyo cercano
el cénit de su placidez.
El miedo ha llegado
a su garganta.

Mala gente...

Tratando de buscar,
al menos, un final
feliz en la pantalla,
la de la vida real.

 

DOBLECES

TODOS LLEVAN DISFRAZ (con FABIÁN)

Rompe todos los platos,
ya no des marcha atrás.
Sólo son dos disparos,
quién te va a delatar.

Tienes todas las bolas
de este juego de azar.
Cada vuelta de noria
es tiempo por malgastar.

Hoy te sientes tan sola...
Todos llevan disfraz.
En mitad de la historia
ya estás viendo el final.

Hay un tipo en la barra
que te invita a bailar.
Te lo tomas a broma
por no echarte a llorar.

Por la calle del medio
no se puede pasar.
Tras la lluvia los perros
no saben regresar.

Hoy ...

Rompe todos los platos,
ya no des marcha atrás.
No pretendas que nadie
se proponga ayudar.

No te sientas tan sola...
Todos llevan disfraz.
La mitad de la historia
se parece al final.

 

HASTA LAS MANOS

Igual que perros hambrientos...
Nos devorábamos a todas horas
haciendo un orden del caos con aquella canción.

Lo mío sí que era miedo...
Verte “estupenda” tomándome a broma.
Cómo quitarte de en medio antes del chaparrón

Parecías de mentira entre tanto desastre.
Más temprano que tarde me harías un borrón...

“Sonríe un poco, mirada triste –decías-.
Estás más guapo cuando eres feliz”.

Yo te abrazaba como un gigante suicida
que ya no sabe si quiere morir.

Qué duro es esto de andar perdiendo la vida
como las bolas de tu calcetín.
No me hagas daño, pequeño soplo de furia,
me tienes “hasta las manos”.

La culpa fue del silencio,
no me callé cuando tuve que hacerlo
y cada palabra en tu boca me hacía un jirón.

Tú sí que sabes hacerlo...
Eres alérgica a los descalabros.
Cierro la puerta al salir y te pido perdón.

Se volvió un espejismo lo que era un retrato.
Otra vez a inmolarme con un rock and roll.

“Sonríe un poco...”

 

NO ERA TAN GRAVE

No te vas a enterar,
es sólo una cuestión de detalles.

No lo puedo evitar,
no me siento culpable.

Puedes verlo pasar
o hacer como que no estás delante.

Un pinchazo y ya está...
No era tan grave.

¿Cuanto queda de mí
cuando no estoy delante?.
¿Qué hay de malo en comer
si me muero de hambre?

Es más fácil lograr
que en una guerra todos disparen.
Nunca te dolerá
la patada de nadie.

Deja ya de buscar
la lágrima de arena en el aire.
No hace falta pagar
para ver el combate.

¿Cuánto queda de ti
cuando no estás delante?
¿Qué hay de malo en comer
si me muero de hambre?

 

DESORDENADOS

Por este avión no pasa el tiempo,
Pablo duerme con miedo a caer...
La incertidumbre del aeropuerto
nos empaña las manos.

Otra ciudad, los mismos dueños
negociando con restos de fe.
Te vi tan cerca desde tan lejos,
terminé por mojarme...

Nos dormimos tan desordenados
con el frío quemando en los pies.
Lo dejamos para otro verano,
como si fuera sencillo.

¿Dónde estarás con este invierno?
Hasta los charcos preguntan por ti.
A los dos lados se escucha el miedo
no te sientas extraña.

Nos dormimos tan desordenados
con el frío quemando en los pies.
Lo dejamos para otro verano,
como si fuera sencillo.

Por este avión no pasa el tiempo,
Pablo duerme...

 

A TIRO

Dame un par de hostias, cariño,
algo está pasando aquí dentro...
No sé lo que has hecho conmigo
pero estoy temblando de miedo.

Give me one more chance, qué te cuesta...
Yo sabré guardarte el secreto.
Por salir lamiendo tu sombra
me comí, de bruces, el cielo.

Lo único que pido es un guiño,
que me cambies cosquillas por sexo.
Vamos a mancharnos de vino
y a mentirnos que nos queremos.

Dame un par de hostias, cariño,
dame sin ningún miramiento.
Hoy es para siempre domingo,
vamos a perdernos el tiempo.

Sálvame, otra vez, como siempre...
Sabes que no puedo creerlo.
Yo que me alquilaba por horas,
ahora estoy perdiendo dinero.

Lo único que pido es un guiño,
que me cambies cosquillas por sexo.
Vamos a ponernos a tiro,
a ver quién dispara primero.

 

COMO UN TORO INDULTADO

Restos de sangre entre las cejas,
hierro en el corazón.
Miedo y ferocidad en las pupilas.
Dos en la arena, tú contra ti mismo.
Todas las luchas son a muerte.

No te preguntes nada,
ya no importa la situación.
Alguien tiró los dados sin decirlo.
La posibilidad es el motivo.
Sólo rendirse es imposible.

Quiero vivir redimido de cualquier derrota,
como un toro indultado,
herido en la victoria.

Resistir redimido de cualquier derrota
como un toro indultado
absuelto de perder.

Hay un pañuelo al aire
para cada equivocación.
Sólo un color escrito en tu retina.

Dos en la arena, tú contra ti mismo.
No hay ningún tercio de la suerte.

 

LA VIDA QUE ESPERÉ

Las chicas de Valencia llevan flores en los labios,
apurándose a la hora de comer.
El Carrer de la Ribera se adivina entre terrazas,
creo que tengo otra ciudad para volver.

Y me acuerdo de los trenes que he perdido,
tú te miras en los posos del café.
No se está tan mal, podías haber venido...
Esta debe ser la vida que esperé.

El puerto de Gandía es la promesa del verano,
tengo la impresión de que algo marcha bien.
A las diez en Varadero, aún con el pelo mojado.
Quién lo iba a decir, a medias con Javier...

Preguntándome por qué no estás conmigo,
con los nervios en la punta de la piel.
No se está tan mal, tenías que haber venido,
esta debe ser la vida que esperé...

 

TU DROGA PERMITIDA

Cuando quieras desgastarte conmigo,
cuando saques las agallas del congelador
te arrancaré las trabas.

Cuando vengas a morirte conmigo,
cuando entiendas que esto es más que una conversación
te sangrarán los labios.

Deja de hablar de arenas movedizas.
Sal de una vez, pero hazlo de puntillas.
Puedo ser yo tu proyección suicida.
Deja de hablar de arenas movedizas.
Sal de una vez, pero hazlo de puntillas.
Puedo ser yo tu droga permitida.

Cuando enseñes, de una vez, las encías.
Cuando tengas una tumba para profanar
compartirás mi miedo.

 

DOS AGUJAS

Tenía tantas ganas como miedo de jugar
a ver si me abrazabas con los labios.
Jugándome los dedos con mi propia libertad,
perdí la guerra contra el calendario.

Llegó la hora de huir, como un disparo,
y no supe qué decir.
Heladas por la duda, dos agujas
se pararon en Madrid.

Sentados en el metro ensayabas un adiós,
yo sólo te acompaño hasta Colombia.
Mis manos fantaseaban con bajarte el pantalón,
tus ojos me ignoraban desde el suelo.

Llegando a la estación no pude hacerlo,
preferí dejarte ir.
Memoricé tu pelo en la ventana
y llorando me arrepentí.

Mintiéndome, escapé de aquella trampa,
no volví a saber de ti.
Tal vez la vida no sea más que un juego
y esa noche lo perdí.

 

LLORÁNDOTE CARDOS (Demostración empírica del daño)

Podría colgarme en tu cuarto de baño
y no te darías cuenta.
Podría comer las espinas que tiras,
no te pido más.
Podría clavarme en el ojo
la horquilla que ordena tu pelo.

Podría romper
el contrato que tengo con el calendario,
si tú me prometes que, después de vivo,
no te querré más.

Tener que vivir sin quitarte la ropa
es vivir sin las manos.
Tener que dormir abrazado al vacío
es peor que llorar.
Podría morirme y parece mentira
que fuéramos tanto.

Podría vivir, si existiera otra vida,
llorándote cardos...
Pero no prometas que después de vivo
me vas a extrañar.

 

LA ÚLTIMA FUEYA (lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González)

Siento qu’agora vien a por mi
Lleva un cuchiellu nes manes

Qué poques coses viven equí
Creo que solo palabres

Sé que me va matar
El tactu del aire
El tactu sutil

Como resulta imposible fuxir
Namás aguardo l’instante

Qué poques coses viven equí
Creo que solo palabres

Sé que me va matar
El roce del aire
El roce sutil

La última fueya por resistir,
vuelu final elegante

Qué poques coses viven equí
Creo que solo palabres

Sé que me va matar
El tactu del aire
El tactu sutil

 

ESPERANZA EN FORMOL (lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González)

Avancen los regueros
del sangre que purifica
una vida disecada,
una esperanza en formol.

Emburria les paredes
la premura del dolor
y el sabor a carne crudo
colingando del reló.

Y cuando sentí´l to ruiu
nel abismu de la tarde
xiré sollerte la cabeza
esperando ver si entrabes.

Una cara nel espeyu
sorría al recordame
qu’esi ruíu qu’escuchaba
yera yo coles tos llaves

Absurdes les palabres,
tan absurdu esti esperar
si sabemos que la química
ye una vía muerta más.

Dientro la papelera
busco quemar la to voz,
faciendo arder otra fueya,
otra esperanza en formol

Y cuando…

ya nun movía la cabeza
sabiendo que nun entrabes.

Una…

sorría al restregame
qu’esi ruíu que sonaba
yera yo coles tos llaves

 

WIKILEAKS (con QUIQUE GONZÁLEZ)
(lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González)

Échame un cable, échame un cable...

Cuéntame eso que nunca contasti.
Vamos, nun seas cobarde, nun seas cobarde.
Últimamente casi nunca falamos.
Échame un cable, échame un cable..

Descubri esta nueche esos vieyos secretos
que tanto me manquen, que tanto me manquen.
Échame un cable, échame un cable.

Ven y escuéndite equí,
que vamos espiar xuntos
a los vecinos al desnudase,
al desnudase.

Dime agora al oyíu
solo coses calientes
y palabres culpables, palabres culpables.

Échame un cable, échame un cable…

Ven…

Sólo por ti voi dexame facer,
voi dame en cuerpu y alma.
Vamos, si quies, hasta pues esposame,
échame un cable.

Nun pises el cable,
nun pises el cable…

 

GOLPE / SILENCIU (lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González)

Vivía nun áticu, aprendióme a amar,
nun recuerdo’l so nome, va tantu tiempu yá…
Ella sabía tola lletra, yo non, ni  puta idea
Ella ponía l’Astral weeks, yo preguntaba si yera l’home orquesta

Lo que nunca olvidé
lo que siempre recordé
díxomelo un día a eso de les diez:
“¿Sabes? La vida ye golpe / silenciu”

Conocí a una moza y diome amor
compremos un áticu na plaza mayor
yo cocino tolos díes, ella folla con ardor
yo póngo-y l’Astral weeks, ella diz que ye lo meyor

Lo que nunca olvido
Lo que siempre repito
Dízmelos tolos díes menos los domingos:
“¿Sabes?: la vida ye golpe / silenciu”

Cuando too esto acabe y perdamos tolos trenes
namás voi pidir l’áticu na separación de bienes
pa llevar a un amor nuevu conmigo
pa que me ponga l’Astral weeks mientres me despido

Lo que nunca olvidaré
y siempre recordaré
va dicímelo un día a eso de les tres
“¿Sabes?: la vida ye golpe / silenciu”

La MÚSICA ye golpe / silenciu

La MUERTE ye golpe / silenciu

 

HOMES BORRACHOS (lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González/Sergio Rodríguez)

Homes borrachos falen de velocidá pel móvil.
Falen de coches veloces
y piensen en muyeres ausentes.
Homes borrachos falen con otros homes borrachos
pel móvil.

Nes terraces ven pasar
a les moces que vienen de la playa.

Ella tá na ciudá
porque tien que trabayar.
Pa cuatro díes que tengo
quiero más disfrutar.
Ella tá na ciudá
porque tien que trabayar.
Alcancé los doscientos,
vamos, sólo un whisky más...

Lleven pantalón llargu
anque faiga calor.
Reflexonen sobre cilindros y caballos
y opinen qu’hai que disfrutar de lo que se tien.
Y tarrecen llegar al apartamentu
y dormir solos.

Ella tien que trabayar,
quedó na ciudá.
Alcancé los doscientos,
vamos, sólo un whisky más.
Total, son sólo dos hores
dende la capital...
Pa cuatro díes que tengo
quiero más disfrutar.

Vienen a la costa
pero nun pisen la mar.
Contaben echase temprano,
salir a caminar...

Les terraces llénense
d’homes solos y borrachos
falando de velocidá
pel móvil
con gafes de sol na solombra.

Fáense un homenaxe
a la hora comer.
Creo que lo merezo,
de currar ya tuvo bien.

 

¡YO DIMISIÓN! (lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González)

Echáu na cama
lléga-y pela ventana
el ruxíu d’una manifestación
pro-llegalización
a un adictu a la maría.
Son otros los que griten.
Fuma o llucha.

Nun voi peliar
polo que más quieras
ni un pasu más
quiero más la espera.
Pido la dimisión
por incompetencia
doivos los tres puntos
por incomparecencia.

Echáu na cama,
lléga-y pela ventana
el ruxíu de la rebelión
nel patiu de la prisión
a un presu señardosu.
Son otros los que corren:
llora o llucha.

 

FELINA BIPOLAR (lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González)

Pues mirame con esos güeyinos de miel,
engurriate suave y dulce al mio llau,
xugar a arrespiganos, a la vez, la piel,
dexar el tiempu paráu.

Pues sacar les uñes, destrozar la casa,
romper tolos platos una vez más,
sentite cautiva sin saber qué te pasa
nin en qué xaula tas.

Por eso nunca sé
cómo te voi topar
si gata o si tigresa,
felina bipolar

Pues entrar na cama sin que naide te sienta,
llenáme de besos y nun despertame.
Cariciame la espalda con mano lenta,
rir tu sola y tapame.

Pues cartografiar el mio cuerpu a dentellaes,
morder de norte a sur siguiendo un plan.
Abrime en canal, comeme les coraes.
Oh, Darling, yes you can.

Por eso…

You can whisper, you can yell.
Go to heaven, go to hel.

Tu, felina bipolar.
Mio felina bipolar.
Sweet felina bipolar

 

ÓDIOTE (lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González)

Cuantes veces implorare
que la suerte nos separe
y que la tierra te trague
y asina dios te lo pague.

Llevanto al aire esti vasu
pa brindar pol to fracasu.
Mándote otra vez un ramu
fechu d’artos y morgazu

Y por muncho que destrozo
toles cartes, toles fotos
el rencor equí custodio
bien que sabes lo qu t’odio

Yo declaro que ye eterno
y sabes que namás miento
si te digo que la muerte
va acabar colo que siento.

Guardo en mil llibros infectos
llistes colos tos defectos,
los nuestros cuerpos voi velos
en caminos paralelos

Y por muncho que destrozo
toles cartes, toles fotos
el rencor equí custodio
bien que sabes lo qu t’odio

Na salú y na enfermedá,
pa siempre te voi odiar.
Y como feliz final,
que too te vaya mal

 

EL PAÍS DE LA DERROTA (lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González/Sergio Rodríguez)

Voi construyir un país
nesta piedra
Un país fechu de desertores,
De profesionales de la renuncia,
Qu’acueya a tolos que nunca
Saben tar a l’altura de les circunstancies.

[Va ser] un país llenu de decisiones
Ensin tomar o siempre enquivocaes,
Onde nin se t’ocurra tener la esperanza
De topar una persona bona
O un actu d’arrogancia o filantropía

Van tar prohibíos los confesionarios
Porque la culpa ta prohibida
Van tar agnósticos los beatos
porque la muerte nun va ser vida

Esti país nun va tener bandera,
Que pa eso lu construyo yo
Y tampoco himnu, vamos
Tar demasiao borrachos
Como pa recordalu.
Y les llendes, les llendes sois vosotros.

 

LLUEVE (lletra y música: Nacho Fonseca)

Llueve y el patiu
de la escuela ya ta fechu un fontán.
Llueve y tien pinta
de tardar n´abocanar.

Col partidazu que díbemos char
en saliendo de la escuela...
Güei a les nubes dio-yos por llorar
y nun mos dexen xugar.

 

DUDAS Y PRECIPICIOS

RETRUQUE

Lo tenías que hacer…
largarte con todo.
No quisiste saltar
ni arriesgar los despojos.

Un retruque vanal,
probó los cerrojos.
Yo me engaño al montar
un inverso gang- bang
para no estar tan solo.

Me jugué la mitad,
pecar de incauto
me dejó sin aval,
encadenado.

En un juego de azar
pierden los labios.
Con lo poco que vi
me bastó para obviar
lo que había guardado.

Fue tan fácil correr
cuando hubo disparos…
Sé que no lo soñé,
arañabas mi mano.

Qué desastre de actor
de cine malo.
Por dejarte pensar
me endosaste un Knock Out
con el tiempo contado.

Me jugué la mitad…
pecar de incauto
me dejó sin aval,
encadenado.

En un juego de azar
pierden los labios.
Con lo poco que vi
me bastó para obviar
lo que había guardado…

en vinilos rayados de Michelle Delpech,
en los sueños cumplidos del 83,
en las sábanas lúgubres de aquel hotel
donde nunca era invierno.

 

SIGUE BUSCANDO

Cansado de perder todas las partidas,
sin lágrimas para embargar.
Perdida la decencia, como las fichas,
posé mis huesos en un bar.

Delante de los whiskys hallé a Melinda
con ínfulas de femme fatale.
“Espérame a las cinco en aquella esquina
y te enseño la parte de atrás”.

Absuelto por mi suerte tenté a la ruina,
volví a jugarme el antifaz.
Chistándome en la esquina de la conciencia
la voz de la fatalidad:

“Sigue buscando,
no la encontrarás.
Sigue esperando
tu oportunidad”

Vencida la liturgia de las caricias
pasamos al segundo round.
“Aparca el corazón junto a la camisa,
hoy no lo vas a utilizar”.

El vértigo de estar con aquella rubia
sudando hormonas sin pagar
subió las pulsaciones de mi autoestima
y ya no pude echarme atrás,

Seguro de la gloria lancé el envite:
“mañana te invito a cenar”.
Estrépito de risas como cuchillos
y la advertencia una vez más:

“Sigue buscando,
no la encontrarás…
Sigue esperando
tu oportunidad”

En la tapa del yogur el mismo mensaje,
en la caja de galletas del minibar:

“Sigue buscando”

 

EL ÚLTIMO TAXI

Mañana veré tus ojos de dormida
mirando la barra del bar,
buscando respuesta a las preguntas del domingo.

Con cara de idiota te diré: “cariño,
me duele el pecho al respirar”.
“Al ritmo que vas te quedarás en un silbido…”

No quiero salir a ganar las batallas perdidas,
no quiero tener que pelear otra forma de vida…

Pagando el último taxi
con billetes enrollados,
tomando la última copa
en algún lavabo.

Buscando en sitios oscuros
la ceniza de tus labios.
Usando la hoja de ruta
de posavasos…

Mañana vendrán a perdonar mi vida
adictos al lorazepam,
diciendo que vienen a quitarme de mis vicios…

Tendré que jugarme a la ruleta rusa
las llaves de la libertad…
Perder o ganar es sólo una cuestión de estilo.

 

VIVOS DE FRÍO

Tú bebías una Nordic Mist
apoyada en la barra.
Yo bailaba como un loco a los Smiths
con la copa mediada.

Me miraste con “cara de actriz”,
parecías colocada…
Te sacaste de la manga mi set-list:
“escríbeme algo con gracia”.

-Lo que quieras si compartes conmigo
eso que te hace hablar tanto
-¿Tú me ves a mí careto de dealer?.
Anda, vamos al baño

-¿Las estrellas no tenéis hotel
o es que duermes al raso?
-Duermo donde me lo pida el pantalón.
Última ronda y nos vamos.

Como dos adolescentes lascivos
buscamos un descampado.
Desquiciadamente “vivos de frío”
nos partimos los labios.

No te olvides de ponerme aquí
una prueba firmada.
Quiero que mañana sepan que es por ti
esta herida de bala.

-Tu autobús sale en cuarenta minutos,
vístete un poco y escapa.
No te atrevas a apuntarme en tu lista,
no soy una de tantas.

Tú bebías una Nordic Mist,
yo arreglaba coartadas.
En la cama de tu novia te escribí
esta venganza pactada.

 

A BORBOTONES

Yo que despierto
seis veces cada noche
sudando a borbotones,
cansado de esperar.

Yo que me cuelo,
como un mal polizonte,
por todas las ventanas
que nunca dan al mar.

Yo, que limpio con alcohol las despedidas,
que alquilo comprensión en las esquinas,
que pago a plazos la felicidad.

Yo, que robo de tu piel las coordenadas,
que pongo el pecho cuando me disparan,
que canto porque no sé respirar.

Yo que me olvido
de cada aniversario,
que miento con descaro
por no verte llorar.

Yo que me escapo
de todas las miradas,
dejando en cada beso
un trozo de disfraz.

Yo que limpio con alcohol las despedidas,
que alquilo compasión en las esquinas,
que pago a plazos la felicidad.

Yo que robo de tu piel las coordenadas,
que pongo el pecho cuando me disparan,
que canto porque no sé respirar.

 

FUERA DE CONTROL

Jugar a perder
apostando de salida
con la sangre fría de un suicida.

Dejarse la piel
en el punto de partida
como un dependiente de la ruina

Nadie dijo que fuera fácil
tener corazón y seguirle el pulso.
Nadie dijo que fuera culpable
pero todo el mundo lo creyó.

Dos ruedas girando al infierno
en el vértigo de la resignación.
La gloria de los jornaleros
será terminar
fuera de control.

Derrota final
en el tour de la autoestima,
nadie te dará una palmadita…

Temblor esencial,
alquitrán en las rodillas,
mira al líder regalando firmas…

Nadie…

 

CICATRICES DE PRESTADO

Algo que decir,
tanto que contar,
cicatrices de prestado.

Labios de alquiler,
cambio de disfraz,
tus goteras en mi charco.

Me vuelvo invisible,
me cuelo en tu sopa,
te veo llorar.

Tu vida y la mía se quitan la ropa
entre el humo del bar.

Mucho por vivir,
tanto que contar,
sucedidos de regalo.

Puertas por abrir,
bares por cerrar,
tus huellas en mi zapato.

Invento mentiras
sumando verdades
que pueden matar.

Rodando películas
con pentagramas
te pongo a temblar.

 

PIERNAS DE MARIONETA

Brota sangre de las dos cejas
en el juicio final del ring.
La hemorragia en la herida abierta
dibujada como carmín.

No se puede evitar la brecha,
la experiencia es la cicatriz.
Con la espalda contra las cuerdas
el honor es algo baladí.

En la lona piernas de marioneta,
la factura de resistir.
Al bajar los puños a las caderas
perdió el combate.

Cuatro puños en pugna abierta,
un espacio por repartir.
Protegerse es la única regla,
la victoria es saber sufrir.

Brota sangre de la cabeza
en el juicio final del ring.
El respeto sobre la mesa
en la partida por sobrevivir.

En la lona…

 

SEGÚN LOS DÍAS

Maquillada de menta y añil
con los labios mojados en plata
y una huelga de besos
pactada por necesidad.

Palpitando como un colibrí
con la piel de las alas gastada,
ojerosa como un astronauta
con miedo a volar.

Como un sábado noche,
se escapa dejándote un guiño.
En un “cruce de cables”
ya puedes echarte a temblar.

Según los días
te abre los brazos
o te rasga el corazón
con una duda.

Mujer de luna,
papel en blanco,
déjame barrerte un poco
las esquinas.

Con un cuarto creciente en París
y otro cuarto menguante de paso,
si te pide un abrazo
olvídate de tu mitad.

Palpitando como un colibrí
con la piel de las alas gastada,
ojerosa como un astronauta con miedo a volar.

Como un sábado…

Según los días
te abre los brazos
o te arranca el corazón
con una duda.

Mujer de luna,
papel en blanco,
déjame barrerte un poco
las esquinas.

 

GOLFO

No tuvo tiempo de aprender
todas las mentiras
que le dejé bajo la cama.

No quiere ver que están cortadas
todas las salidas,
pone morritos y se enfada.

Viene con cara asustadiza
a que le venda una ilusión
como si fuera un traficante…

Y me dice:

“golfo,
te voy a hacer un siete
en el centro del corazón.
Voy a romper el mito que tienes
debajo del pantalón.

Anda, dame esos labios de ceniza
que te voy a hacer feliz
como cuando éramos gigantes”

“Yo no me voy a enamorar,
no soy masoquista.

No se me da la cuerda floja.
Pero esta noche es carnaval,
no tienes excusa…

Ven a jugar a “Pretty Woman”

que estás más bueno que el tal Richard
y a mí me está entrando calor.

Hoy voy a ser un poco puta…

 

DUDAS Y PRECIPICIOS

Necesitaba algún lugar,
tú me ponías un café.
“¿Qué tal te va con ese rollo
de escribir?”

Ya ves, tirando por tirar...
No tengo mucho que perder.
¿Qué hay de lo tuyo?

“No me va mejor que a ti.
¿No fumas mucho? “Pues igual...
De algo tendré que envejecer.
Ni a ti ni a mi nos va a engordar
el porvenir”

Y así, hablando por hablar,
hablé de más y me enganché
a la tristeza que exhibías
para mí.

Llena de dudas y precipicios,
lágrimas secas.
Tápate los oídos, cariño,
para gritar.

Sabes que sólo será un descuido,
no le des vueltas.
Este pecado tiene muy poco
de original.

“Yo me hago mucho de rogar
y, aunque lo estás haciendo bien,
te sobra un poco
de ternura de postín.

Que a mí el azúcar me va mal
y no me quiero entretener,
hace ya tiempo que ensayé
el final feliz”

“Aquí nadie habla de un final,
sólo se trata de entender
que de este cargo
ya no puedo dimitir”

Y así, jugando por jugar,
jugué de más y me enganché
como un pendiente
atrapado en tu nariz

 

LA NADA Y TU

La povisa (Lletra: Xandru Fernández, Alfredo González; Música: Alfredo González)

Apandome ´l mirar
de los tos güeyos
y na cercia d´agostu
los recuerdos
del que fuera un día monte,
biesca y cielu
onde dir cabalgar
na clin del vientu.

Apandome´l burbús
de la to risa
y na bluma d´abril
tola mio ardicia
al besar el llugar
d´alborecida
onde envede´l to cuerpu
la povisa.

Coles piernes tremando,
la voz fuxida,
palpo adulces
el tastu de la espina

 

Alón (Lletra: Xandru Fernández, Alfredo González; música: Alfredo González)

Llevánteste cola aurora,
cola aurora t´acostasti,
aprovécente les hores,
el suañu nun vien buscate.

Esconsones y ente´l suelu
topes estielles de alma.
Almuerces cola mirada
esborrá pola alcordanza.

Alón los díes de gloria,
los díes en qu´esfrutasti
d´un corazón al par tuyu,
d´un cuerpu onde abellugate

Alón los besos, les rises,
les dunes qu´atravesasti
como un viaxeru d´espluma
pela piel que tanto amasti.

Alón el futuru escritu
cola forma les sos manes.
Alón les sorrises ñidies
debuxando llibertaes

 

Pa la vida (Lletra: Xandru Fernández, Alfredo González; Música: Alfredo González)

 

Pa la vida nun quiero otru equipaxe
que l´aliendu encendiéndome la sangre
y la bluma escondiendo los mios suaños
acullá de la sienda de los suaños.

Nun me faen falta más qu´estes dos manes,
tengo´l vientu xiblando nes vidayes,
fixe lluz col rellumu los tos llabios
y esbillé del to cuerpu los raigaños.

Nun necesito alpenes provisiones,
una o dos alcordances señaldoses
y una mano que suaña primaveres
pela sienda onde tú siempre m´esperes.

Que más dá si´l copitu d´esti viaxe
ye la mar, onde naide va esperame.
Si t´alcuentro dacuando nos regatos
nun m´importen un res tantos escayos.

 

Cuando yo te tenía (Lletra: Ana Vanessa Gutiérrez; Música: Alfredo González)

Cuando yo te tenía
y yera too estremao
la nueche yera vino
y yera roses.

Mirábesme callau
y yo entendía´l to silenciu.
Cuando yo te tenía
y yera too estremao...

Ensin querer yo queríate,
tú queríasme en silenciu.
Ensin cuerpu y con ánima
dite´l besu que mos robó´l tiempu

Agora ya nun m´ames
nun te pierdes nos mios besos.
Nun me garres de la mano
nin m´enseñes nueos versos.

 

La nada y tú (Lletra:Antón García; Música: Alfredo González)

Cuando por ti venga la muerte
vendrá de la to mano, ciega,
guiándo-y los pasos un feble dolor.

Será como vistir de fiesta,
paxellu nuevu de domingo
que nun serás a quitar ya

Verás un rostru nel espeyu,
solombra escuro de la muerte,
y tú nun vas saber quién ye.

Nada habrá ente la nada y tu.

Anuncia un tiempu de derrota.
Pa qué preguntes, nun apielles
que naide habrá que te respuenda.

Mañana vas salir tan ceu
que nun oirás la voz de l´alba
que grita, llama y te xuxuria.

Mañana vas salir tan ceu
que nun oirás la voz de l´alba
que llora por ti y t´apodera

Nada habrá ente la nada y tu

 

Muerte natural (Lletra: Sergio Gutiérrez Camblor, Alfredo González; Música: Alfredo González)

Morrer como´l cigarru
col mio calor hacia ti.
Morrer como´l merucu
que muerre matando´l pexe

Morrer como l´orgasmu
enzarráu dientro de ti
Morrer como´l disparu
qu´españa nel aire ayeno.

Con una muerte natural
como´l neñu
que depende a tirar
puñaos de besos
pa ti

 

Como l´azul al cielu (Lletra: Nacho Fonseca, Aurelio González Ovies, Alfredo González; Música: Nacho Fonseca, Alfredo González)

Y vuelvo
a buscate nos suaños,
faesme falta
como arena al desiertu,
como al monte la lluvia,
como l´azul al cielu,
como al barcu la vela.

Lo mesmo
que la ñeve al hibiernu,
lo mesmo,
lo mesmo,
lo mesmo yes pa min.

Dacuando alzo los güeyos
y miro, y veo la vida
pero fáltesme tu
pa sentir y vivila.

Esmigayo les hores,
ya nun m´importa el tiempu.
Desque tás n´otros llabios
la vida nun la quiero

Lo mesmo,
lo mesmo,
lo mesmo yes pa min.

 

Quédate´l vueltu (Lletra: Berta Piñán; Música: Alfredo González)

Nun me vengas agora,
nun me vengas agora...

Nun me vengas agora
cola refugaya del amor.

Palabres guapes y amistá,
un cuellu onde llorar,
toes eses coses...
Págame amor, con sólo amor
y si non, quédate´l vueltu

Nun me vengas agora,
nun me vengas agora
con palabres guapes y amistá,
un cuellu onde llorar,
toes eses coses...

la moneda suelto que te fue
quedando en bolsu...
pa min, qu´hubi querete hasta´l deliriu
cuento yo, nun la merezo.

 

Si muerro antes que tú (Lletra: Xandru Fernández, Alfredo González; Música: Alfredo González)

Si muerro antes que tu,
cosa que ye bien probable,
nun m´entierres en sagrao
nin pongas llutu.

Si muerro antes que tu
nun me llores, bien que sabes
que nun fui lo que nun soi:
bonu ni amable.

Alpenes soi
el que llambe l´aire per onde pases,
sable que s´esmuz ente les tos manes.

Pa ser eso,
tar vivu nun fai falta

Si muerro antes que tu
nun teas triste ni ablayada.
Nun tien méritu esperar
por un cobarde.

Si muerro antes que tu
nun me llores, bien que sabes
que nun fui lo que nun soi:
bonu ni amable.

 

Nu voi mirar p´atrás (Lletra: Pablo Texón; música: Alfredo González, Sergio Rodríguez)

Nun voi mirar p’atrás esta nueche,
nun voi mirar p´atrás esta nueche.
Prometo que cada minutu
va ser un suicidiu.
Nun voi mirar p´atrás esta nueche.

Prometo que cuando torne a casa,
al amanecerín, galdíu, sin un
res qu’ufierta-y a la rosada y
arrecendiendo a muertes ayenes,
mientres el sol señala, risón,
les firíes, la llaceria de la nueche

nun voi mirar p’atrás,
nun voi sentir un precipiciu nes coraes,
nun voi mirar p´atrás esta nueche.

Prometo qu’esta nueche
voi faceme nueche
y voi rime de tolos que miráis p’atrás
en cuantes qu’atapez.

 

 

Comentarios facebook

Twitter @envista

Contacto

Todos los derechos reservados (c) Alfredo González . Avisos Legales

    Diseño Web Asturias - Envista Cultura Visual
    Envista Cultura Visual
    Diseño Web en Asturias
    Cargando...